RECETAS DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL Y EL BANCO MUNDIAL TIENEN CONVULSIONADA LA REGIÓN

Alternativa Democrática Sindical expresa su solidaridad con los trabajadores de América Latina que hoy enfrenta una de sus peores crisis política, económica y social como consecuencia de la nefastas recetas impuestas por organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que han obligado a millones de personas a salir a las calles a protestar como en los casos de Chile, Brasil Nicaragua, Colombia y más recientemente en Ecuador.

ADS llama la atención por el estallido social que vive hoy Chile que tiene origen en las sucesivas alzas en los costos de la salud y la electricidad, las escasas jubilaciones, el reajuste en el precio del pasaje del metro y una endémica y altísima desigualdad social pese a que el ingreso per cápita de Chile es el más alto de América Latina.

Alternativa Democrática Sindical advierte que el verdadero problema no es el precio del pasaje del metro sino las profundas desigualdades de una sociedad injusta que fundamentan el derecho a la protesta popular.

Por estas mismas razones, ADS consideró justas y respaldó las protestas populares de los indígenas del Ecuador que obligaron al Gobierno del presidente Lenin Moreno a reversar el aumento en los precios de la gasolina medida que hubiera impactado negativamente en el costo de vida.

Sin embargo, los trabajadores del continente permanecen en estado de alerta porque el acuerdo de Ecuador con el Fondo Monetario Internacional se encuentra en suspenso a la espera de que la administración del presidente Moreno presente un programa económico alternativo que incluya metas de cumplimiento para los próximos dos años que podrían incluir aumento del IVA y eliminación de los subsidios, medidas  que podrían ser más lesivas para el bolsillo de los ecuatorianos.

Alternativa Democrática Sindical, igualmente, expresa su preocupación por el continuo y franco deterioro de la situación de los derechos humanos en Nicaragua donde centenares de  estudiantes y trabajadores permanecen presos desde hace varios meses por expresar su oposición a brutal reforma la seguridad social.

Hoy, pese a los pronunciamientos de organizaciones y gobiernos internacionales, persiste la crisis de los derechos humanos provocada por el régimen del presidente Daniel Ortega quien no ha mostrado la más mínima voluntad para garantizar el ejercicio de los derechos de la población. ADS insiste en su exigencia para que cese la brutal represión del Gobierno, para que sean liberados todos los presos políticos garantizando la libertad de expresión.

Nuestra preocupación se extiende a Brasil ante las penurias que está viviendo, que podrían revivir la recesión afrontada en años recientes y las protestas de los trabajadores. A todo lo anterior se agrega el conflicto ambiental originado por la errática política medio-ambiental puesta en marcha por el presidente Jair Bolsonaro, que pone en grave peligro la Amazonia para favorecer intereses particulares.

También, en Argentina soplan vientos económicos preocupantes por el brutal endeudamiento en que ha sumido el presidente Mauricio Macri al país. Para ADS, resulta extraño que el FMI haya concedido un empréstito por 56 mil millones de dólares que viola todos los parámetros técnicos que podrían llevar a la quiebra de Argentina.

Así mismo, Alternativa Democrática Sindical de las Américas expresa su más enérgica protesta por la elección de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas. Para los más de 20 millones de trabajadores del continente afiliados  ADS, resulta inadmisible e insultante que el más cruel y represivo de los regímenes del mundo como el de Nicolás Maduro, haya sido elegido para hacer parte precisamente del organismo encargado de velar por la preservación de los derechos fundamentales en el planeta.

Departamento de información y Prensa ADS

Bogotá, Colombia 21 de octubre de 2019

Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »